El estrés en los bebés

agosto 16, 2013 / por / 0 comentarios



lloro bebé

El bebé suele ser un ser feliz al que no le falta de anda y poco hace pensar que también puedan sufrir estrés. Y la verdad es que lo tienen a su manera, pero no es nada grave ni hay que preocuparse hasta que el niño no se va haciendo mayor.

Una situación de cambio continuo puede provocar cierto estrés en el bebé. Varios viajes, cambios de rutinas en horarios continuos u otros que hacen que el bebé esté inquieto y llore con mucha frecuencia. Si el bebé suele desplazarse de una manera algo exagerada, no está enfermo, pero sigue irritable y llora continuamente, es mejor que hablemos con el pediatra o nuestro médico de cabecera para explicarle la situación.

Cuando el bebé se enfema algunas veces seguidas, también puede producirse una situación de estrés. El bebé se encuentra mal, le duele el oído, la nariz o la barriga y no puede dormir. Como consecuencia, está más cansado y adormilado durante todo el día y tampoco consigue alimentarse correctamente. Afortunadamente, este proceso termina cuando se acaba la enfermedad, de manera que es algo pasajero. Pero los padres pueden pasarlo mal y generar más ansiedad que el bebé percibe, incluso en la situación en la que se encuentra.

Otras razones por las que el bebé puede sentir algo de estrés es cuando no se encuentra dentro de un ambiente propicio. Entonces suele tener miedo e inseguridad, y lo manifiesta con lloros, con no querer hablar y otros problemas mayores que pueden prolongarse en el tiempo.

Un niño sano, que vive dentro de un ambiente saludable, y tiene unas rutinas pactadas, no debería tener estrés. Es normal que los bebés cambien de actitud, están descubriendo cosas nuevas, evolucionan y se hacen mayores. Unas cosas les gustarán más y otras les molestarán como a todos.



SOBRE EL AUTOR
Dejar comentario

*