Mascotas y bebés

febrero 16, 2013 / por / 0 comentarios



bebes y mascotas

En muchas casas actuales conviven en armonía mascotas y bebés sin ningún problema. Pero seguro que muchos padres se preguntan si es compatible o si deben tomar precauciones cuando hay un nuevo miembro en la familia.

Está claro que las mascotas sentirán algo de celos del recién nacido al centrar la atención de los padres, pero no por ello le harán daño ni le perjudicarán. Realmente es más bien lo contrario puesto que tratarán de cuidar al bebé (a su manera) para protegerlo.

De todas manera, los dueños deben han de tener en cuenta que el perro o gato puede sentirse desplazado y tendrá que atender también a sus mascotas como lo hacía antes. Es favorable que cuando la mujer esté embarazada deje oler a las mascotas algún pañal o crema para cambiar el pañal para que se acostumbren a esta nueva situación y sea algo más familiar.

La mascota, durante los primeros días, explorará al bebé, se acercará sigilosamente, lo olerá, lo mirará y, seguramente, se asuste ante los gritos y lloros del pequeño. Pero eso es sólo al principio porque luego se acostumbra fácilmente al bebé y a todo lo gira en su entorno, siendo algo más de la casa.

También sucede algo parecido con la reacción del bebé al ver a los animales. Al principio puede no darse cuenta pero luego tendrá ganas de acariciarlos y jugar con ellos. Deberemos tener algo de cuidado porque el bebé puede coger la cola o la oreja al gato o perro y hacerle, sin querer, algo de daño. Deberemos enseñarle a acariciarle el lomo de manera suave, aunque es inevitable que el bebé quiera jugar al verlo como un juego más de casa.

Los animales fomentan la sociabilidad entre los niños pequeños y no les resultan extraños cuando los ven por la calle o en otro lugar porque forman ya parte de su vida.



SOBRE EL AUTOR
Dejar comentario

*